Valoraciones
(+57) 300 617 5251

Nota: Siendo respetuosos con la petición de nuestros pacientes, nos abstenemos de publicar fotografías de este procedimiento.

 

Descripción del procedimiento

Este es un procedimiento quirúrgico el cual pretende mejorar la zona del mentón con ayuda de implantes y/o con osteotomías para de esta manera armonizar las facciones del rostro del paciente corrigiendo el volumen y posibles malformaciones en la mandíbula.

La Mentoplastia consiste en colocar un implante de silicona en el mentón del paciente, en casos extremos este debe someterse a una cirugía más profunda, con ayuda de implantes o con osteotomías (avance del mentón con el propio hueso del paciente sin dejar cicatrices visibles ya que se puede realizar por dentro de la boca). El Dr. Arango realizará una incisión bajo la zona del mentón para así situarlo bien y de manera adecuada.

Debido a que es una cirugía en el rostro es esencial elegir un buen cirujano y con amplia experiencia en la realización de esta. Es por esto que la mejor opción es el Doctor Carlos Arango, especialista en cirugía plástica.

Dolor

En el umbral de dolor, en una escala de 1 a 10, la Mentoplastia puede generar un dolor de 2 a 3 debido a que se ha generado una incisión en el tejido. Durante el proceso de rehabilitación, el paciente puede desarrollar molestias, inflamación y hematomas en la zona. Se recomienda que los pacientes consuman medicamentos recetados y analgésicos orales. Se puede realizar generalmente con anestesia local, excepto cuando se realizan osteotomías (manejo del hueso) pues en estos casos se realiza bajo anestesia general.

Qué se logra con este procedimiento

Este procedimiento permite mejorar las proporciones del rostro equilibrando así la relación de espacio y forma entre la barbilla y la nariz y los tercios equivalentes del rostro. Por otra parte, la Mentoplastia permite que el paciente mejore el aspecto físico de la barbilla y los ángulos de relación entre el cuello y la mandíbula. De igual manera, esta cirugía permite mejorar las facciones del rostro, dando un nuevo estilo y forma al cuello y tiende a reducir la aparición de la papada.

Qué no se logra con este procedimiento

Al tratarse de una cirugía que compromete solo una zona del rostro que en este caso es el mentón, no logra mejorar los signos de envejecimiento del rostro en general, pese a que si genera una diferencia; para tal fin, el paciente deberá someterse a procedimientos alternos que no solo le permitan mejorar su zona de la mandíbula sino también las demás zonas del rostro como la nariz, la papada o la eliminación de líneas de expresión en el rostro. Que también se pueden llevar a cabo con el Dr. Arango.

Riesgos de esta cirugía

Al someterse a un procedimiento como la Mentoplastia, el paciente puede encontrar algunos riesgos durante y después del procedimiento, los cuales son: durante la intervención el paciente puede presentar sangrado, hematomas o en algunos casos infección en la zona tratada. Por otra parte, el paciente puede presentar malformaciones con el implante, es decir, el desplazamiento del mismo lo cual puede generar hipoestesia en el mentón. Además de esto, dependiendo del organismo del paciente la cicatrización de la herida puede ser rápida y efectiva o puede tardar un poco más. Finalmente, en algunos casos el organismo del paciente tiende a rechazar el implante, por lo cual debe buscarse uno nuevo o una alternativa para trabajar en la zona, como las osteotomías.

Qué hacer antes del procedimiento

Se recomienda que los pacientes que deseen someterse a la Mentoplastia, si es el caso interrumpan la toma de medicamentos con ácido salicílico es decir aspirinas o derivados que contengan ácido acetilsalicílico como el alka seltzer, ni ginkgo biloba, ni omegas, ni vitamina e, ni clorofila ni té verde; de igual manera se deben suspender o procurar no consumir medicamentos con propiedades antiinflamatorias como el ibuprofeno o naproxeno. La suspensión de estos medicamentos deberá realizarse por lo menos 10 días antes de la cirugía. Como todo procedimiento, el paciente debe procurar asistir con un acudiente el cual pueda estar pendiente si se presenta alguna contraindicación y pueda ayudarlo en el regreso a casa.

Qué hacer después del procedimiento

Después de que el paciente haya salido de la intervención deberá mantenerse acostado el menor tiempo posible, los médicos aconsejan que a la hora de dormir se utilicen varias almohadas para dormir en una posición más elevada a la normal. Durante los primeros quince (15) días después del procedimiento se aconseja no apoyar la zona contra superficies duras; además, no se deben realizar actividades físicas intensas o ningún tipo de esfuerzo con peso. Para obtener mejores resultados, los pacientes deben seguir al pie de la letra las indicaciones dadas por el cirujano.

Si se presentan síntomas de malestar o la zona se encuentra expuesta a algún tipo de cambio debe acudir de inmediato al cirujano. Se recomienda que unos días después de realizada la Mentoplastia, se acuda a la primera revisión.

 

PROCEDIMIENTO La mentoplastia puede ser realizada para contornear las líneas que definen los ángulos del cuello, tratando las alteraciones del mentón en forma y tamaño. La incisión va tras el pliegue natural de la piel bajo la barbilla. El exceso de grasa aquí puese ser tratado con bisturí, tijeras o liposucción. Puede ser instalado un implante en silicona o movilizar la región ósea del mentón para que no se desplace. La incisión también puede ser hecha dentro de la boca. Mentones muy pequeños requieren cirugía sobre el hueso en lugar de implante.
DURACIÓN 1 a 2 horas
ANESTESIA Anestesia local o general dependiendo del paciente.
MANEJO Ambulatoria.
RECUPERACIÓN
  • A trabajar a los 10 días.
  • Ejercicios fuertes después de 12 días.
DURACIÓN DE RESULTADOS Duración permanente.